¡Es tiempo de regalos!

Actualizado: 28 de nov de 2021

¡Ya es Adviento! ¡Es tiempo de desempolvar el pino, de limpiar las figuritas del Nacimiento y empezar a prepararnos para recibir el nacimiento del Niño Jesús! ¡Qué alegría!

gif

Qué rápido pasa el tiempo (y más cuando estamos en pandemia). El Adviento ya empieza y talvez estás igual que yo que apenas estás poniendo el pino de Navidad y el Nacimiento.


La Navidad está a poco menos de un mes y Jesús quiere nacer, así como en Belén, en cada uno de nuestros corazones. Pero nuestro corazón puede estar lleno de tantas cosas que impiden que el Niño Jesús descanse. Te invito a preguntarte: ¿cómo está tu corazón?


Independientemente de cómo esté, todos necesitamos conversión, siempre. La Cuaresma normalmente la vivimos como sacrificio, penitencia y reparación por nuestros pecados, y el Adviento lo vivimos como generosidad, como ayudar al de a lado, acompañar al necesitado, darle cobijas al que tiene frío, entre otros actos de amor. Ambas (la penitencia y la generosidad) nos hacen amar mejor, nos purifican el corazón.


El corazón se hace más capaz de recibir, conforme más dá

gif

Siguiendo esta reflexión de la generosidad, específicamente la Navidad es característica de una época de dar y recibir regalos. A algunos les traen regalos los Reyes Magos, a otros el Niño Jesús, algunos otros Santa, o incluso algún intercambio entre la familia y los seres queridos. Cuando recibimos regalos, nos sentimos amados por la persona que se tomó el tiempo de darnos algo, y más todavía, cuando nos regala algo que de verdad nos gusta. Por eso e