Mi camino, verdad y vida.



Camino, Verdad y Vida. ¿Cuántas veces hemos escuchado estas palabras de Jesús que nos dice “Yo soy el Camino, Yo soy la Verdad y Yo soy la vida” (Jn 14,6)? A mí en lo personal se me enciende el corazón y se me pone la piel chinita cuando escucho a Jesús decirme esto; me dan ganas de pararme y gritarle ¡sí! ¡te creo! Te creo tanto que voy contigo a donde me digas.


Pero, ¿por qué vibra el corazón cuando Jesús nos dice estas afirmaciones?

Como hombres y mujeres creados a imagen y semejanza de Dios, siempre que miremos a nuestro interior, a nuestras preguntas y anhelos más profundos, vamos a encontrar que Jesucristo es la respuesta. Es esa respuesta que no sabemos que estamos buscando, esa respuesta a deseos que ni sabemos que existen en nosotros; pero que, por alguna razón, al decirme a los ojos que le crea cuando me dice que es el Camino, la Verdad y la Vida yo soy capaz de dejarlo todo y creerle.


Yo soy el Camino.